Colombus day

Día de la Hispanidad. Llámalo X. El caso es que aquí también celebran el día que Cristobal Colón llegó a las Américas, así que también hemos tenido puente. Tenía pensado escribir antes, el domingo, pero la verdad que entre unas cosas y otras no he tenido ni tiempo ni ganas para ello. Así que ahora que tengo un poco de tiempo antes de irme a la cama aprovecho.

 

PRETEMPORADA

El entrenamiento físico la segunda semana siguió su guión. Cada día mas duro. Cada día mas tiempo en cada estación, cada día mas suicidios en menos tiempo, y, sobre todo, cada día mas “Up and under” en menos tiempo (Up and under es sprintar el largo del campo y volver. Al principio de la semana teníamos que hacer 9 en 12 segundos cada uno, y hemos terminado haciendo 14 en 11 segundos cada uno. Suele haber 10 o 15 segundos de descanso entre sprint y sprint, pero de cualquier forma es bastante cansado).

Las estaciones dejan de estar medidas por tiempo, y pasan a estar medidas por el tiempo que cada compañero tarda en hacer un suicidio. Esto el primer día. el segundo un suicidio y una linea más (es decir, suicidio, tiro libre de nuevo y fondo), siguiente día otra más, siguiente otra más, para acabar con dos sucidios el último día de físico. Sinceramente, es una puñeta, porque se trabaja mas tiempo que 45 segundos la mayoría de las veces, pero desde un punto de vista objetivo creo que es una buena idea, ya que se fomenta el trabajo de unos para otros. Es decir, si tu te esfuerzas y tardas poco en correr el suicidio, tus compañeros van a trabajar menos.

Al final de la semana, el viernes, todos estábamos muertos. Unos más, y otros menos, pero la mayoria habíamos trabajado bastante bien. Y, aunque a mi se me antoja una pretemporada corta en lo que al aspecto físico se refiere, veremos que tal funciona pronto.

En cuanto a la táctica de equipo, estamos empezando a meter algunas jugadas, además de la básica (una variación del triángulo de Winters y Phil Jackson, según nuestro entrenador), y un fondo y una banda. Nada nuevo, bastante parecido a lo que se ve en España, de hecho el fondo es prácticamente idéntico a uno de los que tenía el año pasado en la uni: Balón al poste, el poste al base arriba y el que ha sacado escoge entre ambos pivots.

Íbamos a tener el sábado y el domingo libres, pero la Liga en la que jugamos no permite entrenar en vacaciones oficiales (como el puente del día de la Hispanidad), así que hemos tenido partidillos los 4 días, desde el sábado hasta hoy mismo (que aquí todavía es martes). Nada reseñable, la verdad. Ya soy uno más, y aunque a veces se vuelvan locos y les de por jugarse “isolations” sin ton ni son, yo no soy menos.

 

ES UNA LATA EL TRABAJAR

O eso dice la canción. Ya os he hablado de mi trabajo antes, en el gimnasio, pero ahora os voy a explicar un poquito más a fondo en que consiste mi trabajo (aunque no tiene mucho misterio, la verdad).

 

¡Bienvenidos a MI gimnasio! (no, pero casi)

 

El trabajo está dentro de la ayuda económica de la universidad, y consiste, pretty much, en trabajar en todo lo relacionado con el deporte que tiene lugar en la uni.

Usualmente, todos los que trabajan en la parte deportiva tienen unas horas a la semana, normalmente 8, fijas, en las que trabajan (trabajamos) en el mostrador del gimnasio, tomando nota de todo el que entra para usarlo, vendiendo los pases de gimnasio para todo el que no sea estudiante (ya que es el mejor gimnasio de la ciudad, aunque no el único), y vigilando y limpiando de vez en cuando la sala de pesas.

 

Haciendo como que ordeno

 

Dependiendo de la hora en que te toque, también tienes que abrir o cerra el gimnasio. Yo trabajo de 6 a 10 los jueves y los viernes, casi siempre, así que me toca cerrar dos días a la semana. Como un pringadillo, pensareis algunos. Bueno, a veces si. Algún día que estoy realmente cansado y lo único que me apetece es llegar a casa y tirarme en la cama, si es un poco jodienda, no os voy a engañar. Además, también tiene el problema de que, trabajando de 6 a 10 y terminando de entrenar a las 5:30 casi todos los días, tengo que andar a prisas para poder comer algo, aunque he de decir que mis compis de equipo se portan y siempre me traen algo de comer de la cafeteria.

Pero los demás días es una maravilla. No se lo digais a nadie, pero, si el gimnasio está vacío a las 9:30, aprovecho y cierro las puertas, y me pongo a hacer pesas. Y, cuando termino, sobre las 10:15, aprovecho que el gimnasio es mío, apago las luces y cierro las ventanas, y me voy a la cancha. Cojo un balón y ale, a tirar. Muchos días me quedo hasta las 11 (a veces aprovechan Emil y Jan y se vienen también) tirando yo solo. Estiro, me relajo, apago las luces, y para casa. Es lo más parecido a tener una cancha privada (me recuerda a esa historia de Arenas con las llaves del gimnasio… no es lo mismo, pero menos da una piedra) que he tenido nunca, a 30 segundos de casa, aunque solo sea dos veces a la semana.

Así que, la verdad, no puedo quejarme de mi trabajo. Además son bastante laxos en el tema de la formalidad, así que puedes llevarte tu ordenador mientras estás en el mostrador, poner música, hacer los deberes, leer, y, por si nada de esto te atrae, suelen tener un televisión para pasar el rato. Ni una queja.

Las demás actividades se suelen reducir a partidos de fútbol (o soccer) o partidos de volley ball. Hacemos estadísticas, nos echamos unas risas, y vemos un poco de deporte. Además, nos dan palomitas gratis por trabajar para la universidad. Todo un chollo, como podéis ver.

En cuanto a los pagos, el sueldo no es malo para nada, y aquí pagan cada dos semanas, lo cual está bastante bien para tener un ritmo de ingresos mas constante y tener que controlar un poquillo más el dinero. Hace dos semanas tuve mi primer cheque (qué sensación!) y el próximo está a punto de caer.

 

TIEMPO LIBRE

Ya tengo algunas canciones en mi iPod, cortesía de Jan (no me puedo descargar canciones con la WiFi de la uni, que, por suerte, llega hasta mi casa, porque lo escanean todo y suelen pillarte. Para que nos quejemos en España), así que de vez en cuando, cuando no estoy extremadamente cansado (y, por lo tanto, en la cama) o en la biblioteca (donde paso bastante tiempo al día), me voy a pasear escuchando música. Fort Kent es más grande de lo que creía a priori, y no hay día que no descubra una calle nueva o un nuevo lugar. Y la verdad es que, ahora, en otoño, la ciudad esta preciosa, con todos esos árboles de diferentes colores iluminados por el sol (eso si, cuando no llueve). Así que es una forma como otra cualquiera de pasar el rato.


Ya, el follaje otoñal no se aprecia muy bien… Pero ¿A que mola mi pose informal?

 

Además, también hacemos cosas de equipo. Damos una vuelta, cenamos juntos de vez en cuando o vamos hasta el 24 horas a comprar algo y hablar de la vida (y de baloncesto, sobre todo de baloncesto), o lo que sea. Pero últimamente lo que hacemos mucho es quedar para jugar al 2K11. Es como una fiebre aquí en Estados Unidos. Todo el mundo tiene su PS3 y su pantalla plana gigante que prácticamente solo utilizan para jugar a la consola. Y el 2k11 es el rey de los juegos. El día que salía a la venta, medio equipo lo tenía en su casa, merced a un “pre-order” que habían hecho. Y el otro medio no porque todavía no tiene su PS3 aquí. Es increíble, lo llevan por el libro.

A parte de todo esto, algo que intentamos hacer todos los domingos todos los miembros del equipo es ir a la famosa película universitaria, por un dollar con palomitas gratis.

 

El cine de moda en Fort Kent. Bueno, el único.

 

Este domingo tocaba una de miedo, la última de Resident Evil. Lo que prometía ser una noche de diversión, disparos, y sesos volando, se quedó en una noche de disparos y sesos volando, porque la película tenía menos sentido que llevar chanclas en invierno. Deberían ponerla como comedia en vez de película de acción/terror. Menudo despropósito de película, en serio, no hay por donde cogerla. Eso si, las risas que nos echamos, impagables.

 

SI TE FUERA A APUÑALAR CON EN EL CUELLO…

Te pegaría en la cara antes de que lo hicieras.

Esa es la única conversación que he tenido con la profesora de antropología en lo que llevamos de curso. Estaba explicando las cualidades de unos brazos que se pueden mover en cualquier dirección dentro de la evolución de los humanos cuando, de repente, me lanza esa pregunta.

Sinceramente, creo que es una asignatura interesante, pero como muchas veces pasa, el profesor tiene la responsabilidad de convertir esa clase en aún más interesante. La profesora de antropología no lo consigue, excepto con 5 personas de la primera fila con quienes intercambia chanzas y bromas cada 10 minutos.

Por suerte, es la única clase de las 5 que tengo que me disgusta. Sociología es interesante también, la profesora es bastante más competente en mi opinión, y sabe cuando es necesario un punto de humor, en vez de intentar ser graciosa todo el tiempo. También ayuda que estamos sentados en mesas amplias, de 3 a 6 alumnos en cada una, con lo que el intercambio de opiniones y puntos de vista se hace más fácil y dinámico.

La tercera clase, que puede ser perfectamente el contrapunto de Antropología, es Finite Math I: El ejemplo de como se puede hacer de una asignatura, a priori aburrida (al menos para mi), interesante e incluso divertida. El profesor tiene mucho que decir en estos casos, no hay duda alguna. Y Roger lo hace a la perfección.

 

La vista del campus desde la ventana de casa. Tengo Antro y Sociología en el edificio rojo en primer plano.

 

English Composition I es mi preferida. Absolutamente increíble. Cómo aprender de todo el pensamiento universal, discutir sobre ello y compartir opiniones y consejos y directrices para escribir trabajos que te ayuden para las demás clases, y todo esto aderezado con trabajos de escritura creativa y sesiones de escritura libre al principio de cada clase, en una sola asignatura. Gran trabajo el que hace la profesora (y la universidad en si) con esta clase. Ojalá durase mas de una hora y media… en serio.

La última clase es absolutamente de relax. Se llama First Year Experience, y esta dirigida a todos aquellos alumnos que llegan nuevos a la universidad. Es gracioso, porque pese a que yo he cursado 3 años en España, me han hecho apuntarme a esta. Y la verdad que no me arrepiento, ya que hacemos un poco de todo: Leemos en voz alta, estamos con los ordenadores mientras el profesor nos cuenta historias de la universidad, representamos obras de teatro… Algo así como actividades de estudio en el instituto, pero a lo grande.

Así que no me quejo mucho, pese a que tengo ganas de que empiece el próximo semestre para adentrarme más en mi “Major”, English Language and Literature, ya que bastantes cosas de las que damos en las clases actuales no son nuevas para mi.

 

PRIMEROS PROBLEMAS

 

Hoy nos acaban de comunicar que dos de los jugadores del equipo no van a poder jugar este semestre debido a cuestiones académicas: no tienen los suficientes créditos que la universidad requiere para practicar deporte en competición.

¿Qué significa esto? Pues que, pese a que seguirán entrenando con nosotros y seguirán siendo miembros del equipo, no podemos contar con ellos hasta Enero, eso si han solucionado lo de sus asignaturas. Es una pena, porque además son buenos jugadores y sin duda deja al equipo algo tocado; pero cuando se cierra una puerta se abre una ventana, así que intentaremos aprovechar la oportunidad al máximo e intentar que no se les eche mucho en falta.

Y poquito más que decir. Se me ha hecho tarde, y, aunque mañana no tengo clase (¡vivan los miércoles!) será mejor que me vaya acostando. Todo sigue su ritmo; sigo tirando todas o casi todas las noches, sigo yendo al gimnasio 4 o 5 días a la semana, y sigo trabajando para mejorar en todos los aspectos. Veremos si surte efecto el próximo domingo, con nuestro primer partido (todavía no es oficial, pero servirá para hacernos una idea de a que nivel estamos) contra un Prep. School de la zona.

Escribiré sobre el partido después de jugarlo, pero mañana tenemos reunión de equipo (y quizás nos den la ropa y hagamos las fotos, no lo sé) así que probablemente escriba de nuevo pronto.

 

Un saludo a todos desde el norte 🙂

Anuncios

Una respuesta

  1. oscar

    vamos trabaja mangante que ya esta bien de hacer el vago hombre. jajajjajajaa y dale caña a los americanitos que hay alli al baloncesto que puedes con ellos . un saludo oscar

    octubre 23, 2010 en 8:53 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s